Hola, hace unos meses escribí un mensaje con un montón de dudas, myrsara me respondió muy extensamente, se lo agradezco mucho. Tengo un hijo de 4 años que hace tiempo que está en un percentil 3 de altura y un percentil 10 de peso, aunque aparenta complexión delgada. Todavía le faltarían unos meses para poder usar un grupo 2. Y para otoño llegará su hermanita recién nacida.

Poco a poco voy aclarando necesidades. Ahora lo que tengo que hacer en comprar otra sillita que quede fija en el coche, y luego ya veré qué necesito exactamente para uso esporádico (de momento no está claro), podría comprar otra sillita diferente y así también me serviría para llevar amiguitos/as de mi hijo.

Parece que lo más lógico sería pasar la Klippan Kiss a la bebé. Todo el mundo habla maravillas de cómo se adapta, por su reclinado, a los recién nacidos. Yo no lo pude ver porque cuando la empezó a usar mi hijo tenía 16 meses. Pero con mi experiencia a partir de entonces hay algunos aspectos que me hacen dudar si es la mejor opción para la hermanita nueva o si sería preferible buscarle algo nuevo a ella y que siguiera mi hijo con la Klippan Kiss. Esto es lo que me suscita dudas de la Klippan Kiss, a ver si podéis ayudarme a despejarlas /quitarles importancia:

- El cabezal es fijo (sólo se mueve para seguir acompañando al grupo 0+ al cambiar las posiciones de inclinación). Esto significa que mi hijo estuvo mucho tiempo (una vez superada la altura del portabebés) en el que la parte superior de su cabeza estaba a la altura más baja del cabezal. No me daba nada de buena sensación. Me preguntaba si el cabezal le protegía efectivamente, o incluso si le podía causar algún problema. Ahora es cuando empezaba a parecer la Klippan Kiss de su tamaño. Si lo empiezo a usar con la bebé llegará un momento que veré el mismo problema, no me atrae llevarla durante tanto tiempo en esas condiciones. Aparte que desde el principio estará ahí el cabezal sin necesitarlo, porque prefiero eso que dejar los dos rieles rígidos expuestos.

- El inclinado no es tal. El ángulo de la espalda respecto al culo no varía en ningún momento, sino que cambia todo a la vez en las tres posiciones, al deslizarse el portabebés sobre los rieles. Cuando empezamos a usar todas las posiciones según tuviera que dormir o no (para viajes largos volvía a poner la más tumbada) me daba la sensación de que no era del todo agradable, quedaba tumbado pero como encorvado, haciendo una “U”. Quizás es algo que les pasa a todos los portabebés, no lo sé.

- El arnés: se supone que llega un momento en el que hay que liberar un extremo para que los tirantes lleguen a poder usarse en toda su longitud. En las instrucciones (que en general dejan mucho que desear) no está esto explicado, lo leí en este foro, y también vi una ilustración. Pero si se “libera” de este modo, entonces los tirantes sólo estarían sujetos por la pieza que los “muerde” para regular mayor o menor longitud, no tendrían el seguro extra de estar anclados a la propia silla. El caso es que hasta ahora (con mayor dificultad en invierno) me he apañado sin soltar ese extremo, porque no confiaba del todo en que podía quitarlo sin restar seguridad. Más que nada porque desde la propia casa y en las instrucciones no lo dejan claro. Aparte, últimamente me cuesta ajustar, hay que estirar bastante y aún así… (soltar para sacar al niño no, gracias al botón interno).

- No sé si el hecho de que que el respaldo y el asiento sean de un grupo 0+ influye en la forma que tienen. Hace tiempo que lo llevamos sin reductores, y desde que empezamos en la posición más erguida daba sensación de sillita para niño más mayor, acorde con la edad de mi hijo. En los últimos meses le tengo que recordar que se pegue al respaldo, porque si no se sienta más hacia abajo, encorvado. Últimamente me ha dicho que en el asiento hay como una “montañita”, quizás se refiera a que la curvatura del asiento no es adecuada para su espalda. Mi hijo es pequeño de tamaño, pero su cuerpo es el de su edad (4 años), supongo que diferente al de un bebé de 2 años con su misma altura y peso. Cuando podamos ir a una tienda probaremos diferentes sillas y veré si esto cambia.

En caso de acabar de convencerme de pasarle la Klippan Kiss a la bebé, para mi hijo valoraría / probaría en tienda algo que le permitiera más tiempo a contramarcha. En la Klippan Kiss le quedaría todavía mucho tiempo, pero agotaría por peso. Así que la idea sería coger una que le durara todavía muchos más años, aumentando el límite de peso y no perdiendo altura. Por un lado estaría la Klippan Opti129, y por otro me ha llamado la atención la Axkid One, que a priori le duraría unos 9 meses menos, pero que serían también muchos años más de contramarcha.

Muchísimas gracias de antemano por vuestras opiniones /informaciones.