Ante todo, al estar en un transfers privado en gran canaria, se debe cuidar la seguridad del conductor o pasajero con discapacidad, para ello en caso de que esté en silla de ruedas, esta deberá estar sujeta mediante anclajes y deberá llevar un reposacabeza adaptado a su estado y siempre llevará el cinturón de seguridad. Se puede disponer de una grúa de transferencia para cambiar la silla por la del asiento del conductor o bien mediante tablas de referencia que sirven para que pueda entrar la persona con su misma silla de ruedas hacia el asiento del interior del vehículo en caso de que sea el conductor o que el pasajero pueda sentarse, en caso de tener que dejar la silla de ruedas se ha de pensar en su ubicación, ya sea en el interior del coche o bien en el maleteo, para eso se puede contar con sistemas de sujerción en ambos casos.