Close

Resultados 1 al 9 de 9
  1. #1

    El instante que marca la diferencia

    Esta mañana, como tantos otros días, llevaba a mis tres hijos al colegio en el coche. Tras la incorporación a una autovía, y al adelantar a un autobús, aparece delante de mí y a escasa distancia un coche completamente parado. La clavada de frenos ha sido brutal. Afortunadamente, el coche queda a pocos cm del de delante, que reanuda su marcha como si tal cosa. A mí casi se me sale el corazón por la boca, y en cuanto puedo, paro en el arcén. Mi hija mayor me pregunta qué pasa, por qué paramos ahí, yo respiro, me tranquilizo, y reanudamos la marcha. El pequeño (dormido) no se ha inmutado, y el resultado final es que llegamos al colegio unos minutos tarde.

    Seguro que muchas personas pensarán que anécdotas como esa hay miles a diario, y no va más allá de ahí. Y que cuando no es así, es por mala suerte. Pero yo sé que la velocidad necesaria para lesionar gravemente el cuello de un niño pequeño es pequeña, menor que a la que yo iba, contando con la distancia que tuve para frenar. que yo iba alerta, y en tensión (aunque sean apenas unos milisegundos de anticipación), pero que un niño va relajado, laxo (y no digamos ya si va dormido) y es por tanto mucho más frágil aún. Yo sé, porque otros las han sufrido, las consecuencias que incidentes aparentemente leves en un coche, absurdos para los adultos, pueden llegar a tener en un niño pequeño, expuesto a las mismas fuerzas de inercia que los mayores. Así que es inevitable pensar en ese instante que marca la diferencia: aquél en el que tomaste una decisión y no otra.

    Mis tres hijos viajan de espaldas en el coche. Las dos mayores en sillas BMW 2/3 con los asientos del coche girados, el pequeño en una Besafe Izi Combi. Cada día, al subirlos, abrocharlos, y arrancar el motor, agradezco el haber tenido en mi mano la posibilidad de elegir la opción más segura. Y no porque me angustie pensar en el riesgo (imposible conducir así), si no porque el riesgo en el coche es una certeza, y por eso hay que conocerlo, para poder acotarlo, y controlarlo. La persona que lo ha hecho posible es la que los que leéis este foro ya conocéis, sólo que yo tengo la enorme suerte de que sea mucho más que un nick, una persona a la que quiero con todo el alma.

    La distancia que separa un susto de una desgracia es a menudo escasa, muy escasa. Cada porción de información que se vierte dentro y fuera de este foro, acerca a alguien más al “susto” , alejándolo del otro lado. Por eso quiero compartir con vosotros esta reflexión, para animaros a que no cedáis ante las presiones de vuestro entorno, a que no cejéis en explicarlo una y otra vez a los conocidos, a que no escatiméis en exigencias hacia los profesionales que, desde las tiendas, tienen que manejar toda esta información. Porque esa información es la distancia necesaria para no pasar del susto.


    Un abrazo.
    Sometimes it is the people no one imagines anything of
    who do the things that no one can imagine

  2. #2
    Hola Myrsara,

    Me alegro mucho de que todo haya quedado en un susto. Afortunadamente llevabas a tus hijos de espaldas a la marcha. Muchas gracias a los creadores de este foro por la información tan valiosa que nos proporcionais!!

  3. #3

    Fecha de ingreso
    09 may, 13
    Ubicación
    Cuarte de Huerva, Zaragoza
    Mensajes
    44
    Hola Myrsara.

    Vaya susto!!!! Menos mal que todo quedó en el susto.
    Yo desde que tengo a mi hija como que le tengo más "miedo" (respeto) al coche. Y es que no solo depende de nuestra forma de conducir sino de que te encuentres a "uno" parado en una autovía,............................ Por suerte gracias a vuestra información sigue acm.
    Me ha gustado lo de llevar el asiento girado para el grupo 2/3. ¿Podrías decir qué coche tienes? porque tengo entendido que no todos los coches que se les puede girar los asientos permiten hacerlo en marcha, no? Al año que viene pretendemos cambiar el mini clio por uno familiar, así que habrá que tener en cuenta también lo del giro de los asientos.

    Un saludo.
    M.

  4. #4
    Buenos días.

    Myrsara, me alegro de que todo quedara en un susto y de que estéis todos bien.

    Natalia.

  5. #5
    lebiram, es una Renault Espace. Cuando nosotros miramos sólo había algunos modelos que permitían llevar los asientos girados en tránsito. Y de esos, los que además no perdían el cinturón de 3 puntos eran la Viano/Vito y el Espace.
    Sometimes it is the people no one imagines anything of
    who do the things that no one can imagine

  6. #6
    Vaya!! Pues si que fue un susto! Y me alegro de que sólo se quedara en eso.
    La información que aquí vertís, es impagable. Muchos niños se salvarán gracias a vosotras. Por mi parte, os estaré eternamente agradecida, pues también me has acercado al "susto", y alejandome de la "lamentación". Muchas gracias de todo corazón.

    Por cierto, he visto imágenes del coche y es una pasada. Es genial! En un futuro, cuando toque cambiar de coche, lo tendré en cuenta, por supuesto!

  7. #7
    cada día estoy más contenta de haberos encontrado! y me alegro de que todo haya quedado en un susto. saludos.

  8. #8
    Hola Myrsara, no he parado hasta encontrarte en la red (te conozco de otro foro) yo doy gracias cada día por los consejos que me diste. Aún así y aunque tengo una sillita ACM, tengo que comprar otra. Ya he expuesto mi duda en un post a ver que me decís.

    Te mando un beso

  9. #9
    Hola Myrsara.... jeje, yo tambien te conocia de otro foro y me alegre mucho al volver a encontrarte....
    Menudo susto mas gordo!!!! Me alegro mucho de que solo quedara en susto.... y aun asi que mal se pasa y cuanta razon llevas en todo lo que dices.

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •