La verdad que es cierto, es un poco indignante llegar a una tienda y que te de la impresion de que sabes mas que el vendedor/experto de las sillas que vende.
Que el arco antivuelco te lo llamen...