Sí, es un dispositivo muy necesario para evitar que los niños se ensucien los pies en la superficie del asiento. Lo principal es que está hecho de un material fácil de limpiar.