Incluso hay coches, como el mondeo mk3, que están escondidos debajo de la tapicería, teniendo que descoser un poco para poder acceder a ellos.