Es que más claro no se puede decir ya. La información está a disposición de todo el mundo, y de una forma accesible y entendible hasta por el más "lentillo". No hay excusas. El que no cambia el chip...