Es un drama tener a un hijo enfermo, e ingresado. Es duro para el niño, y duro para los padres.

Estar siempre acompañado es fundamental, es prioridad ya en muchas maternidades, en las unidades neonatales, pero fuera de eso ya no tanto.

Esperemos que vaya cambiando. Mientras tanto, hacer presión sirve. Porque el acuerdo de Sanidad vino por presión de padres y profesionales sensibilizados con la necesidad de cambiar la forma de trabajar.

Es importante que esto aparezca en los medios, para que se siga teniendo presente que ese cambio es necesario aún en muchos sitios, y que mientras tanto hay muchos niños que van a pasar tiempo solos, estando enfermos, injusta e innecesariamente.

http://www.elmundo.es/salud/2014/06/...ampaign=buffer