Quizás las de Axkid... a veces no es cuestión de que sean estrechas si no de que quepa la mano a la altura del broche del cinturón para poder abrochar la silla. Eso sólo se ve en el momento. Lo que quizás sí os va a interesar es saltar a Madrid a una tienda con la mayor variedad posible de sillas, porque la solución a estos tetris sólo se ve probando in situ.