Finalmente, gracias a vuestra difusión, y por supuesto vuestro asesoramiento, hemos adquirido una silla ACM para que pueda ir más segura una de nuestras hijas.
Espero que legislen sobre la obligatoriedad de este tipo de sistemas de retención infantil.
Saludos,
Alberto