Buenos días,

Hace ya varios meses, entramos en este foro a buscar ayuda para elegir una silla a contramarcha para nuestra hija, que ahora tiene 2 años.

Nuestro caso era algo complicado: no tenemos coche propio, y necesitábamos una silla que pudiera adaptarse a cualquier coche, con o sin isofix, sin problemas de espacio, y que nos permitiera que nuestra hija viajara a contramarcha el máximo tiempo posible.

Los compañeros de este foro nos recomendaron las Kiss 2, y después de verla en la tienda y probarla en el coche que utilizaríamos más a menudo, nos decidimos por la silla que nos recomendasteis. Todo el mundo nos decía que nos habíamos pasado: que era una silla enorme, que la niña a contra marcha se aburriría, o se marearía, que cómo nos gastábamos tanto dinero en una silla de coche con la de sillas baratas que hay por ahí... Pero nosotros teníamos claro que hacíamos lo mejor para nuestra hija.

Este viernes tuvimos un accidente en la autopista, un choque en cadena con impacto frontal y trasero, que pese a no tener heridos de gravedad, fue un gran susto. Entre los adultos, latigazos cervicales, algún esguince, contusiones varias... La niña no tiene nada. La silla ni se movió. La niña nos contaba a su manera, entre risas y medio conmocionada aun, que el coche había hecho "pumba". No quiero ni pensar lo que le habría pasado si hubiera ido en el sentido de la marcha. No puedo estar más orgullosa de la elección que hicimos hace unos meses. No puedo estar más agradecida a este foro.

Los que hace unos meses me decían que "donde iba con este monstruo de silla", ahora están impresionados de que los adultos hayamos salido casi todos "más o menos tocados" y la niña no tenga nada. Gracias a todos los que hacéis este foro posible. Estamos en deuda con vosotros.

Klippan recomienda desechar la silla tras un impacto, y así lo haremos. Doy el dinero por bien invertido. Si hay suerte, nos la cubrirá el seguro. Pero la salud de mi hija, esa la habéis "cubierto" vosotros. Mil gracias.